Skip to content

SITGES 2012: Día 7

13 diciembre, 2013

TULPA: Lo más mortal de este soso giallo no es el asesino que liquida asiduos a un club sexual (PORQUE EROS Y THANATOS) sino una previsibilidad y un aire de pomposidad que me impidió cualquier disfrute. Y también que tenga más puntos en común con un telefilm pseudoerótico de los que veíamos en Tele5 allá por los 90 buscando encontrar una teta que con los supuestamente grandes títulos de Bava o Argento. Una ejecutiva de una firma de negocios que frecuenta un club de swingers fetichistas (presidido por una especie de hippie con amuletos indios Y SUPERPODERES MENTALES clavado a Mario Vaquerizo) ve cómo sus compañeros de orgías van cayendo víctimas de un homicida misterioso hasta que finalmente descubrirá quién es con un giro que no sorprenderá/interesará a nadie a esas alturas. El pestiño del festival.

Me da igual. Me encanta.

Me da igual. Me encanta.

THE WEIGHT: Ganadora del Queer Lion en el Festival de Venecia (el premio que se otorga a la mejor película de temática homosexual) este drama de personajes marginales cuenta con elementos de fábula y estética sórdida la historia de dos hermanos, él un solitario forense jorobado con tuberculosis que trabaja en la morgue, ella una transgénero drogadicta que frecuenta glory holes. No la más alegre de las premisas aunque con elementos de humor negro, el resultado parece un cruce entre el melodrama escabroso de un Aronofsky con la dosificación elegante de la información de Atom Egoyan.

¿La mejor academia de bailes de salón del mundo?

Tantos años de danzas vascas y lo que molaba era el baile de salón.

WOLF CHILDREN: Posiblemente la película más encantadora que vi el año pasado. Hermoso drama que comienza con la historia de amor entre una joven y un hombre lobo para evolucionar sin sensiblería pero con emoción hacia temas como la maternidad y el espacio que se debe dejar a los hijos para que se conviertan en la persona (o lobo) que desean ser. Con ésta, La Chica Que Saltaba A Través Del Tiempo y Summer Wars parece que Mamoru Hosoda es el nombre a seguir en el anime ahora que se jubila Miyazaki. Decir que lloré como una Magdalena se sobreentiende.

Así de cute todo

Así de cute y kawai todo

WAR OF THE ARROWS: Cinta épica de corte tan clásico como predecible. Ambientada durante la segunda invasión china de Corea en el siglo XVII, es una historia de aventuras en la que el mejor arquero coreano debe rescatar a su hermana de las pérfidas garras del ejército de ocupación. Héroes que van de sobrados, malos muy malos, escenas de acción decentes, y mensaje nacionalista aunque sin caer en el racismo que se ve en las producciones chinas similares. Lo que más recuerdo además de que era entretenida es estar pensando en el coste de oportunidad (lo que se incurre al tomar una decisión y no otra, ¡ama! ¡mira cómo aprovecha los conocimientos de la carrera tu hijo!) por tener que elegir entre ésta y Tai chi Zero 3D, programadas en un único pase a la vez.

- Ayudadme a buscar la alfombrilla del baño - Jijiji - ¿De qué coño os reís? - Nada, ya te darás cuenta

“Ayudadme a buscar la alfombrilla del baño” “Jijiji” “¿De qué coño os reís?” “Nada, ya te darás cuenta”

BERBERIAN SOUND STUDIO: Aunque la sinopsis la describe como el descenso a la locura de un tímido ingeniero de sonido británico mientras trabaja en un estudio italiano doblando un film de terror, en realidad el tema de la película es la frustración. Más concretamente la frustración del espectador que espera un homenaje al giallo siguiendo su estructura o cierto tipo de climax o escalada hacia algo a medida que se evidencia que las imágenes violentas que tiene que ver el protagonista una y otra vez van haciéndole mella. Un poco como cuando ves El Quimérico Inquilino creyendo que será parecida a Repulsión. Sin embargo parece que a Peter Strickland le interesaba más explorar la sensación de impotencia del apocado técnico británico y evitar el tópico del tremendismo de la misma manera que evita que veamos imágenes del la película dentro de la película. Y aunque alabo la opción consciente de ir en contra de lo esperable y le veo el sentido intelectual a escatimarnos otra manida caída al infierno de la enfermedad mental (usar el silencio como contraste al sonido, por usar una metáfora al caso) el resultado es insatisfactorio y decepcionante considerando el hype que traía. Al menos nos queda una brillante interpretación protagonista del gran Toby Jones, a quien vemos siempre de secundario y que seguro que estaba mirando por encima del hombro no fuera que Philip Seymour Hoffman anunciase un proyecto similar, tipo el remake de Evil Ed.

¡¡Y mi culo en Your Highness era mejor que el de Natalie Portman!!

¡¡Y mi culo en Your Highness era mejor que el de Natalie Portman!!

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: