Skip to content

SITGES 2012: Día 2

28 octubre, 2013

EXCISION: Excision empezó como un corto y como un corto se debería haber quedado. O al menos haber buscado una solución a la estrepitosa caída de ritmo de la mitad en adelante que hace que cuando llega el climax, no interesa nada de lo que sucede a la adolescente protagonista y sus graves problemas psicosexuales. Y eso que arranca bien, con AnnaLynne McCord interpretando a una joven virgen y morbosa, que tiene sueños húmedos fetichistas con mutilaciones y cadáveres criada en un hogar estricto. Las imágenes son inquietantes y parece que va a apuntar a una escalada de tensión con lectura de extrema de rebeldía adolescente, curiosidad malsana y hormonas desatadas, pero una vez que el personaje     (SPOILER)    pierde la virginidad, sus visiones decaen, el conflicto con su fundamentalista madre (Traci Lords, jo, la de visitas que van a venir de Google a esta entrada) resulta manido, y la sorpresa final no termina de chocar. Una lástima porque habría dado para más.

La lengua sacada de Miley es el nuevo duckface

La lengua sacada de Miley es el nuevo duckface

AFTER SCHOOL MIDNIGHTERS: Para saber más rápido que con un informe PISA las diferencias de nivel entre la educación japonesa y la española bastaría con decir que esta confusa historia de un colegio encantado allí es para niños y aquí un licenciado treintañero se las vio y deseó para seguir la trama. Que me quedase dormido tampoco ayudó, así que igual es más un problema de déficit de atención, o de que directamente la película es un poco rollo. En un colegio a punto de ser cerrado tres niñas vandalizan las instalaciones, ensañándose con un esqueleto y un modelo anatómico que resultan estar vivos. Como venganza las convocan mediante un conjuro y las someten a unas pruebas como de Dora Exploradora que podrían hacer que finalmente el lugar se salve de la ruina. El histrionismo de los personajes y una animación sin muchos recursos me terminaron de sacar de la peli.

"Mierda de virus" "Con un Apple no te hab..." "¡¡A LA MIERDA APPLE!!"

“Me ha entrado un virus” “Con un Apple no te hab…” “¡¡A LA MIERDA APPLE!!”

MOTORWAY: Buddy movie hongkonesa centrada en una pareja de policías especializados en persecuciones a gran velocidad. Con un tono más serio que el de la serie A Todo Gas (y una exaltación de la amistad masculina cercana al homoerotismo), sigue dependiendo de tópicos mil veces vistos como la voz en off, el novato impulsivo, o el policía a punto de jubilarse y de vuelta de todo, pero beneficiándose de la serenidad cool que da el habitual de las películas de Johnnie To Anthony Wong. Destaca como buena cinta de acción en las escenas de persecuciones, donde consiguen innovar con originales coreografías de coches como la adaptación de una justa medieval o la escena del callejón donde la habilidad prima sobre la velocidad y que supone un buen ejercicio de tensión sostenida.

¡Tenemos que rellenar el parte del seguro!

¡Tenemos que rellenar el parte del seguro!

IRON SKY: La fascinación Pop por los argumentos disparatados vive una edad de oro de la que se aprovechan productoras como Asylum. Títulos como Sharknado, Norwegian Ninja o Birdemic de entrada tienen puntos de partida igual de ridículos, ofreciendo un “¿y si…?” (¿y si un tornado arrastrase cientos de tiburones en su interior? ¿y si el ejército noruego entrenase ninjas? ¿y si volvemos a hacer Los Pájaros todo lo mal que podamos?) que promete desmelene aunque luego como siempre el resultado es dispar. Puede dar para un simpático tráiler, para una película estimable, o para un desastre absoluto en todos los frentes (respectivamente) según el talento o la voluntad de llevar la premisa más o menos lejos. Así que, con un punto de partida delirante y delicioso (¿y si los nazis antes de terminar la 2ª Guerra Mundial emigraron a bases militares en la Cara Oculta de la Luna y regresasen 60 años después a la Tierra con voluntad de conquista?) y apoyados por una efectiva campaña de crowdfunding (de los productores de la película, no de los nazis), el director Timo Vuorensola se marca una divertida sátira política más en la línea de Teléfono Rojo que de desvaríos de la serie Z, Y es precisamente esa voluntad de  no ceder la historia al desfase lo que la convierte en un divertimento bastante mejor que lo que anticipaban las críticas inicialmente, con un diseño de producción retro más vistoso que el de producciones más caras (cof cof El Hobbit cof cof), buen uso de la iconografía, y unas correctas interpretaciones sin histrionismos (empezando por el veterano Udo Kier, bien acompañado por las bellas Peta Sergeant haciendo de una sosias de Sarah Palin y Julia Dietze como la ingenua maestra nazi).

Willkommen to Moon

Willkommen to Moon

ROOM 237: Es posible que yo sea el único que haya sacado una revelación sobre la condición humana de Karate Kid 2 (desde luego fui el único de aquel autobús escolar cuando nos la pusieron en una excursión de fin de curso en EGB), pero recuerdo la bombillita encendiéndose cuando Pat Morita le dice a Ralph Macchio “la gente cree lo que quiere creer” al preguntarle Daniel-san si no le preocupaban las injurias sobre él que sus rivales estaban propagando por el pueblo. Que es una obviedad, pero a mis tiernos 12 años supuso una sorpresa enterarme que los argumentos cuajan más si tienes voluntad de creerlos que porque sean verdad o estén bien razonados, y que hasta entonces yo había dado más crédito a la lógica de los adultos que la que merecían. Y sobre esa miopía y forma distorsionada de de ver la realidad llevada al extremo trata este documental, en el que diferentes personas interpretan El Resplandor dándole una lectura de denuncia del genocidio de nativos americanos, o del holocausto nazi, o de confesión por parte de Kubrick de haber rodado el falso alunizaje del Apollo 11. Es cierto que todos hasta cierto punto dejamos que la vida encaje en ciertos patrones preconcebidos para irle dando sentido, sin embargo, los entrevistados aquí con la excusa del perfeccionismo del amigo Stanley y partiendo de que ningún detalle de cada plano está puesto al azar, cogen los que les interesan (naturalmente descartando los cientos de símbolos o detalles que se lo rebaten o sencillamente no son capaces de encajar) y se calzan una teoría que sencillamente empobrece la película al darle una lectura única cuando es evidente que lo que buscó al adaptar la novela de Stephen King era inquietar apelando a miedos latentes en el subconsciente colectivo (y por tanto no literales). El principal problema del documental de todas formas es que las interpretaciones que exponen son encima muy pobres y tópicas y no permiten ver este clásico bajo otra luz (ninguna es un “Totoro es un Dios de la Muerte“), por lo que esa incapacidad para asumir la ambigüedad termina irritando. ¿En serio es tan complicado reconocer que busca aterrorizarnos hurgando en nuestro miedo a morir, a pudrirnos, a dejar de ser reconocidos por nuestros seres queridos, a la locura, o a abrir un día una puerta y encontrar a un furry con colmillos de jabalí mamándole el badajo a un señor de chaqué?

O un miércoles tarde cualquiera para algunos de nosotros

O lo que para algunos de nosotros es “un miércoles tarde cualquiera”.

AMERICAN MARY: Aunque hay bastante bueno que destacar en esta historia de terror gore con venganza, lamentablemente el conjunto al final queda muy irregular. Y eso que las hermanas Soska consiguen en la dirección imágenes inquietantes, impactan con un buen uso de prostéticos, rinden homenajes apropiados (¡esa bata roja de Ineparables!) y filman a la protagonista Katherine Isabelle bella y morbosa. Sin embargo, narrativamente no dan con un ritmo apropiado, no pudiendo evitar bajones perdiéndose en subtramas soporíferas cuando el hilo conductor (una estudiante de medicina decide ganar un dinero rápido practicando cirugías extremas a pacientes obsesionados con parecerse a una muñeca Barbie  o a Betty Boop) deja de dar de sí. Una oportunidad perdida aunque ni mucho menos un desastre.

Oiga que yo en realidad sólo venía por un esguince y... pero haga, haga usted lo que tenga que hacer, ¡reina mora!

Oiga que yo en realidad sólo venía a por recetas… pero haga, haga lo que tenga que hacer. ¡Flequillazo! ¡Reina Mora!

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: