Skip to content

Flash 2013: El Llanero Solitario

2 octubre, 2013

La estadística. Pilar de las ciencias sociales. Diosa, madre y amiga fiel del economista. O al menos eso trataron de inculcarme durante cuatro cursos en la carrera. “La realidad es caótica y extraña ahí fuera” nos decían, “pero con datos y cálculos matemáticos podéis domar a esa zorra”. Y nos mostraban los indicadores como si fueran las tablas que Moisés bajó de la montaña, y aplicábamos fórmulas con fervor litúrgico, y con los resultados explicábamos La Vida con un percentil 95, y veíamos que era bueno. Sin embargo como cualquier otra religión finalmente te das cuenta de que no sirve para descifrarlo todo, y también como cualquier otra religión, encuentras integristas que se empeñan en afirmar su infalibilidad basándose en un dogma que de entrada ni siquiera está en la base del credo. Todo esto viene a cuento por la reacción que crítica y público ha tenido con el Llanero Solitario y la lectura obvia que han hecho los analistas del box office y los talibanes que veneran Rottentomatoes, entre los que me encontraba (¡la crítica definitiva, destilada en una puntuación! ¡incontestable!). Ya saben la historia. Cara aspirante a franquicia de éxito basada en un personaje que no ha sido popular en los últimos 30 años, con casi un 70% de críticas negativas que personalizan en la película todo lo malo del cine actual, que se estrella en la taquilla y cuyos actores culpan a la influencia de unos señores elitistas desconectados del entretenimiento que juzgan desde sus torres de marfil. Y donde todos se equivocan en el análisis. Por un lado desde el estudio, porque la crítica ha demostrado tantas veces que no tiene influencia que la respuesta en recaudación es un ejemplo de libro de que correlación no implica causalidad. Por otro porque la crítica en masa se ha equivocado en los reproches que ha hecho, con una unanimidad explicable sólo por la teoría que desarrollaba el Film Critic Hulk sobre la naturaleza de la crítica que explica el seguidismo y por qué todas las opiniones que lees se parecen (merece la pena echar un vistazo al enlace, donde muestra cómo nos aferramos para articular nuestra opinión a “detalles tangibles” para explicar cuando algo no nos funciona, por ejemplo criticar Batman y Robin porque los trajes lleven pezones en lugar de porque su tono camp te sacaba de la historia y los otros 100 problemas que había). Y por último el público en sí, que ha dejado escapar un entretenimiento loco y descompensado sí, pero ambicioso y con valores a reivindicar. Porque el Llanero Solitario en realidad está muy bien. Hay violentos cambios de tono y la película es como una especie de criatura de Frankenstein hecha con elementos que no casan buscando meter algo que satisfaga a los cuatro cuadrantes en los que los Estudios dividen al público objetivo (hombres y mujeres, mayores y menores de 25 años). Pero es que hay hermosos homenajes al western, empezando por Grupo Salvaje, Centauros del Desierto, El Hombre Que Mató a Liberty Valance (y cualquier Ford desde el uso continuo que hace de Monument Valley) o Hasta Que Llegó su Hora, sólo entre los explícitos. Y encima es oscura, triste, evita el final feliz, y a pesar de que hayan pasado más de 20 años desde Bailando Con Lobos y ese discurso ya sea mainstream, me sigue sorprendiendo encontrar en un producto Disney una denuncia tan prominente del genocidio a los indios perpetrado por el gobierno de los Estados Unidos. Además Gore Verbinski vuelve a estructurar sus escenas de acción con slapstick y personajes en deadpan como si salieran de una de Buster Keaton (como en su día también hacía Jackie Chan), y a mí me sigue funcionando. Como también me funcionan los guiños con los elementos más desfasados del personaje y hacen que me olvide que a estas alturas Johnny Depp se ha convertido en Mortadelo. Resumiendo, un fracaso inmerecido y un varapalo crítico que espero se reconsidere en el futuro.

¡¡¡SIMBOLISMOOOOO!!!

¡¡¡SIMBOLISMOOOOO!!!

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: