Skip to content

Flash 2013: Hanna Arendt

4 julio, 2013
The War Criminal Rises And Speaks

The War Criminal Rises And Speaks

Now, with all these cameras focused on my face,
you’d think they could see it through my skin.
They’re looking for evil, thinking they can trace it,
but evil don’t look like anything.

(WESTFALL – Okkervil River) 

Cantaba Okkervil River que la Maldad ni se puede rastrear ni se parece a nada, y mientras veía el biopic sobre la filósofa alemana Hanna Arendt no podía quitarme de la cabeza las canciones en las que este grupo explora la Naturaleza del Mal. Tampoco los circos mediáticos que se forman en penosos sucesos donde supuestos expertos analizan la importancia de que un sospechoso de asesinato trague saliva o no llore la muerte de su madre como el Extranjero de Camus. Como sociedad necesitamos aislar al monstruo, negarle la humanidad como si las atrocidades no estuvieran en la naturaleza humana tan arraigadas como la capacidad para los mayores sacrificios y la bondad más desprendida. Eso lo sabía bien Hanna Arendt cuando se atrevió tras el juicio en Israel del nazi Adolf Eichmann a definir como banal la maldad irreflexiva de los burócratas obedientes que posibilitó el Holocausto. Que se hayan atrevido a intentar narrar cinematográficamente el proceso de creación y las repercusiones de su colección de artículos “Eichmann en Jerusalén” me parece encomiable, como Cronenberg adaptando la correspondencia entre Freud y Jung en Un Método Peligroso. Sin embargo, esta cinta de la antigua colaboradora de Fassbinder y Schlöndorff se desdibuja al no profundizar en ninguno de los personajes alrededor de la filósofa. En muchos casos son presentados con su nombre de pila y en un trazo definido como antagonista o defensor, o en el caso de las escenas en la redacción del New Yorker como meros agentes expositivos, y aunque la protagonista Barbara Sukowa esté excelente (¡era el fantasma virtual en Johnny Mnemonic! ay, adoro la ciencia ficción noventera como esa, Freejack o Fortaleza Infernal) y soporte bien el peso de la película, echo en falta o más profundidad en las relaciones o más profundidad en las ideas. En cualquier caso es estimable y me dio bien para una sesión doble con El Hombre de Acero.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: