Skip to content

Flash 2013: El Gran Golpe

18 junio, 2013

El Gran Golpe (también titulada The Thieves cuando la pusieron en Sitges, Dodookdeul en el original, o “¡TOMA YA PELICULÓN DE ROBOS COREANO!” como cantaba entusiasmado el gnomo bailongo de mis calzoncillos mientras la veía) es la película que tendría que hacer esconderse debajo de una piedra a Oceans Eleven. Es divertida, sexy, enérgica, con el mismo Sentido de la Maravilla y las ganas de entretener que el director ya mostraba en la estupenda Woochi, apoyada por unos actores sólidos que dan con el tono perfecto entre  comedia y lucir clase, y con varias escenas de acción (destacando la de la fachada) con ritmo, sentido del espacio, rodadas con claridad y usando especialistas a la vieja usanza. Además y como viene siendo habitual en las películas de este país, hay una mezcla de choteo y desconfianza a las autoridades que me parece de lo más sana. La historia no pretende descubrir la pólvora, un grupo diverso de ladrones profesionales planea robar un diamante en un casino, con los personajes flirteando entre ellos mientras buscan traicionarse para no compartir el botín. Es de agradecer con tanto giro que todos respondan a apodos simples, occidentalizados o con anglicismos para no perderse, y que hayan acertado con un casting carismático y competente: Kim Yun-seok después de convencer como gangster aficionado a las hachas en The Yellow Sea expande registro haciendo un Ricardo Darín, ya saben, ese papel de viejo perro apaleado pero al que aún le palpita cierto romanticismo. Gianna Jun consigue redimirse de aquel atroz, hórrido y aberrante culebrón de inexplicable éxito llamado My Sassy Girl y se marca una interpretación cómica de quitarse el sombrero además de pasarse media peli en mallas (si estamos con eye candy, Kim Hye-soo ha convertido en prioritario que vea Tazza: The High Rollers, y para las damas: Kim Soo Hyun). A Simon Yam a estas alturas le basta sonreir como Burt Lancaster para comerse el plano, y Lee Jung-Jae (que no se me pase reseñar La Criada) borda su rufián de medio pelo con esa moral tan postiza como su bigote. En resumen, un disfrute.

Macao Park, Popie, Pepsee, Yenicall, y el resto de la banda. Que les den a Clooney y Brad Pitt.

Macao Park, Popie, Pepsee, Yenicall, y el resto de la banda. Que les den a Clooney y Brad Pitt.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: