Skip to content

SITGES 2011: Milocrorze: A Love Story

28 noviembre, 2011

Director / País: Yoshimasha Ishibashi / Japón

Reparto: Takayuki Yamada, Maiko, Anna Ishibashi,

Bodycount: Más de veinte, la mayoría en una escena a cámara lenta que pondría palote a Zack Snyder

Si su eslogan fuera honesto: El eslogan no sé, pero si el título fuera honesto sería “Milocrorze: Un Encoñamiento”

Al tema: Milocrorze es una diosa, un ser de radiante belleza y grácil elegancia que, con su mera presencia, es capaz de sacarte del monótono y vacío día a día. O eso es lo que piensa el tímido niño de 7 años Ovreneli Vreneligare al enamorarse de ella. Su historia (de las varias que aparecen) narrada y rodada como un cuento infantil abre y cierra la película, y a pesar de los detalles delirantes y marcianos es mucho más honesta al contar los peligros de adorar un ideal y olvidarse de la persona que cualquier película en la que salga una Manic Pixie Dream Girl. Como también hay bastante verdad en los consejos que da el gurú de las relaciones Besson Kumagai, el mayo acierto de la película. Mezcla entre Austin Powers y el Tom Cruise de Magnolia, su vida es una sucesión de fiestas y coreografías con modelos en bikini, mientras su cara refleja en todo momento el desprecio que le inspiran los pusilánimes jóvenes que le piden ayuda para lograr a la mujer de sus sueños. Vale que en la vida real las soluciones que propone no serían muy recomendables (preséntate en su casa y sin mediar palabra, acaríciala un pezón, si se derrite de placer lo habrás hecho bien, si te da un puñetazo no), pero el pragmatismo, el liberarse de un romanticismo mitificador y la confianza en uno mismo nunca vienen mal. El otro relato que completa la película y que rompe el tono abiertamente cómico y surrealista comienza como una historia de amor convencional y se va transformando en la venganza de un duro samurai buscando la salvación de su dama en apuros.  Visualmente es muy atractiva, pero tras media hora de risas uno no sabe muy bien como tomar este hard boiled medieval.

Nota: Un ocho. Sí, tiene un problema de ritmo y de bruscos cambios de tono que hacen las historias no casen del todo como conjunto, pero su diseño de producción es espectacular, los toques de comedia divertidísimos y Tamayuki Yamada se marca un Peter Sellers de quitarse el sombrero interpretando brillantemente tres papeles distintos.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: