Skip to content

Sitges 10: Ong Bak 3

16 enero, 2011

(Entrada escrita el 18 de Octubre de 2010)

ONG BAK 3

Director / País: Tony Jaa – Panna Rittikrai/ Tailandia

Reparto: Tony Jaa, Primrata Det-Udom, Chupong Chungpruk

Bodycount: Alrededor de 44.

Si su eslogan fuera honesto: Budismo, budismo, budismo, ostia, budismo, budismo, budismo.

Al tema: Si son ciertas las noticias, ésta podría ser la última película de Tony Jaa. Broche amargo pero coherente con su situación personal a una carrera que aquí empezamos a seguir en 2003 a raíz del éxito de la estupenda, vigorizante, y espectacular Ong Bak. Sin dobles, sin cables, sin efectos digitales. Así anunciaban a la última estrella del cine de artes marciales, un absoluto portento físico que compensaba su falta de carisma con una capacidad de mamporrear brutal. A ésta siguió El Protector, correcta cinta de narrativa más farragosa pero con escenas memorables, como el célebre plano secuencia donde una steady-cam le sigue sin cortes mientras va acabando con los distintos esbirros que le salen al paso. Consagrado, aborda la continuación de Ong Bak, asumiendo además las labores de director y guionista y comienzan los problemas. Rumores de retrasos, de presupuesto disparado, hasta que llegó el comunicado de prensa de los productores: Tony Jaa había abandonado el rodaje, al parecer, para irse a la jungla a orar. Al final vuelve, se contrata al curtido coreógrafo Panna Rittikrai como co-director y se decide dividir la historia en 2 películas. Cuando estrenan la primera llega la decepción. Hay trucos de cables, los golpes no son con contacto como antaño, la historia es absurda y está pésimamente contada, los flashbacks son delirantes, los diálogos ridículos, alarmante ausencia de peleas, la mejor ostia no la da sino que la recibe el prota, y además muere al final.

La 3 arranca justo donde termina la 2. Tras un martirio digno de La Pasión de Mel Gibson, Tony Jaa (que no estaba muerto, sino de parran,.. estooo, herido) se recupera meditando y rezando. Y decide vengarse. Peleas que no están mal pero que tampoco tienen chispa, hasta que se enfrenta a una mujer-cuervo que al parecer es él mismo en algunas escenas por un humo negro que no se llega a explicar. Y un final que argumenta sobre lo destructiva que resulta la venganza, lo que supone una reflexión muy curiosa en una peli de este tipo, y que obedece a las creencias de Jaa (quien se ha declarado harto de la fama y el mundo del espectáculo y desea retirarse para convertirse en un monje).

Nota: Quizás no tan mala como la 2, pero a años luz de la primera. Un 5 porque al menos en ésta no se tira bailando 10 minutos.

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: